Seguinos:

Vera Vera

En Vera Vera Teatro, Vera 108, hay distintas propuestas. Los lunes a las 20.30hs se presenta “Anfibia”, su significado es "ambas vidas". Los anfibios a diferencia del resto de los vertebrados, se distinguen por sufrir una transformación durante su desarrollo y este cambio puede ser drástico. Un hotel, un bunker, una noche y una espera. Ellos creen encontrar la manera más fácil de salvar sus vidas.
Los jueves a las 21hs se presenta “La preponderancia de lo pequeño”. 2001: Un bancario es arrojado a una nueva sensibilidad. El día que ve cómo sus compañeras bancarias se trasladan en cuatro patas en hilera hacia el baño para protegerse de la ira de los ahorristas, la percepción se le da vuelta. Escribe poesía subterráneamente en el momento del corralito. Resiste a la alienación desde sus pequeños escritos sobre lo que tiene cerca. Desde Europa, alguien quiere hacer con él una gran obra: exponer la pequeñez de su vida cotidiana en la ciudad caótica. Lo descomunal y lo ínfimo, lo útil y lo inútil, lo productivo y lo improductivo, el centro y la periferia, la mirada puesta afuera, la mirada puesta adentro. La obra expone los sentimientos de un hombre en plena crisis. Tres personajes que, reales o parte de su propia creación, figuran los sentimientos contrapuestos que lo llevan a dejar todo para liberarlo de una rutina que termina explotando junto con un país.
Los viernes hay dos funciones, a las 20.30hs “CV en fragmentos”, es una obra que ficciona a un individuo. Carla, es la protagonista de su relato biográfico. Sus particularidades, acciones, vivencias, anécdotas se relacionan y se desnudan en escena. La obra nace de una investigación, que forma parte del trabajo de Graduación del Instituto Universitario Nacional del Arte. El hiper-individualismo posmoderno, es así como lo denomina Esther Díaz, es una de las características principales de la sociedad posmoderna. La obra se desprende a modo de ejemplo de este concepto mediante un relato biográfico, un solo en escena, en donde Carla se ficciona a ella misma.
Los viernes a las 23hs se presenta “Malabares chinos”. Juan, malabarista de profesión, contrae una desconocida enfermedad. Ya casi no puede mover sus manos, y la fiebre y el agotamiento lo tienen confinado a estar todo el día en su casa, un pequeño departamento en el corazón del Barrio Chino, en Belgrano. Allí recibe, en secreto, la visita de un misterioso ser oriental, quien lo ha elegido para salvar el mundo. Para ello deberá pedir ayuda a una joven alumna de malabares y evitar las insistentes preguntas de su mujer, quien lo encuentra cada vez más retraído y extraño. Todos ellos juegan un papel fundamental en el marco de una realidad que se derrumba y un planeta que corre peligro. El tiempo apremia y ya es hora de preguntarse quién es el otro y hacia dónde estamos yendo juntos.
Los sábados a las 21hs se presenta “Alma”. De cuando dejó de ser Victoria y empezó a ser Alma. Es la historia de una sola mujer que, sin dudas, contiene la esencia y la problemática de muchas mujeres sometidas a humillaciones que la sociedad no quiere ver, por prejuicios o por intereses. Es un trabajo inspirado en El Alma Buena de Se-Chuan, la película Irina Palm, de Sam Garbarsky. Con Lorena Székely y dirección de Leonardo Odierna, Armando Saire.
Los sábados a las 22.30hs se presenta “Las lágrimas que me tragué”. Un día, siendo tan solo una niña, Trinity, le informó a su afrancesada madre: “No volveré a sonreír”. A partir de allí, todo fue desprendimiento para ella. Comenzó a deshacerse, uno a uno, de todos los objetos que la rodeaban. La obsesionaban. La atormentaban. Y se encerró por largos años en aquella habitación, el único bien familiar que no había sido rematado. Cuando acabó con cada objeto, se encontró con ella misma. Mediante los interrogantes de Trinity y el relato de sus sinsabores, afloran las cuestiones del ser y del tener.
Entradas desde $40. Reservas: 4854-3655