Seguinos:

El Crisol

En el teatro El Crisol, Scalabrini Ortiz 657, en el barrio de Villa Crespo, hay mucho teatro para ver en mayo:

Los viernes a las 23hs será el turno de “Subte”. Historias que se cruzan, que se tocan; personajes en conflicto y un andar plagado de vértigo. Subte son pequeños retratos de nuestra violenta y a la vez tierna vida urbana. Un transporte público donde las capas de lo social se cruzan, se observan, se huelen y se ignoran. Historias que nacen, historias que terminan. Músicos callejeros, vendedores ambulantes, mendigos que piden ayuda. ¿Quién es aquel que se sienta al lado nuestro? Autor y Director: David Páez. Entrada  $70. Descuento a estudiantes y jubilados $50.

Desde el viernes 23 a las 21hs se presentará “Los hechizados” de Héctor Levy-Daniel.
Actuación: Melisa Freund, Pablo Razuk, Martín Ortiz, Enrique Papatino, Silvia Villazur y César André. Entrada $80. Estudiantes y jubilados $60.

Los sábados a las 20hs llega “Sanguijuelas”. ¿Qué formas toma el pasado? Luego de su estreno en 2013, la obra teatral Sanguijuelas vuelve en el nuevo espacio de El Crisol Teatro.
“Sanguijuelas” nos sumerge en el mundo de Alicia y Rodolfo, un mundo frágil, desarmado, que se ve como a través del negativo de una foto, el negativo de una vida que una vez hubo de ser luminosa; la puesta en escena, realizada a partir material de descartes, incluso fílmicos domésticos para las visuales, convierte a la memoria y el recuerdo en los principales protagonistas de la obra.
Como esos soportes también han ido cambiando en el tiempo, la puesta en escena utiliza un recurso que se llama found footage. Con el uso de esta tecnología, la escena se ve dotada de un lenguaje extra, ya que mientras los actores transitan los sucesos, en tres pantallas dispuestas en escena, se proyectan imágenes que, al igual que la utilería y vestuario, se obtuvieron de material de descarte reutilizado. Las fotos pertenecieron a personas e historias desconocidas, personajes anónimos que toman protagonismo en este drama que se plantea el valor de los objetos y los recuerdos.
“Sanguijuelas” le propone al espectador asociar lo que está escuchando con lo que está viendo generando sentidos de manera única e irrepetible y permite que cada uno de ellos pueda viajar hacia los lugares a los que no va en la vida cotidiana para reflexionar sobre sus propias prácticas en relación a los recuerdos, así como construir un significado personal e íntimo en relación a la historia de la pareja protagonista.
Actúan: Malena Levy y Santiago Desch. Dirección de Karina Weinshenker. Entrada $60.  Estudiantes y jubilados $50.

Los sábados a las 22.30 hs llega “Ricardo III, Crónica del Jabalí”. Ricardo III, encarnado por Martín Ortiz, no es un ser deforme ni repulsivo. Por el contrario, en la versión libre y montaje de Alfredo Megna, es una especie de apuesto encantador de serpientes, cruel e inescrupuloso, que no dudará en ordenar los más aberrantes crímenes y desapariciones a su esbirro y alter ego (Leonardo Odierna ) y en compartir políticamente los mismos con su hombre de confianza, Sir Buckingham (Fernando Migueles). Lady Anne (Marcela Fraiman) a su vez, lejos de ser una víctima de las circunstancias, representará a una mujer "de digestión rápida y arrepentimientos tardíos", asumiendo también el rol del oráculo que anunciará la tragedia de Ricardo.
Poco a poco, las ejecuciones y desapariciones irán desbordando un espacio escénico (diseñado por Jorgelina Herrero Pons) que, por lo comprimido, invitará a la promiscuidad permanente entre el fondo y la figura. Entrada a la gorra.

Los domingos 11 y 18 a las 19hs se presenta “Tirando flores en el barrio del murgón”.
Actuación: Grupo La Percutora. Dirección de Marcos Remolgado. Entrada $70. Estudiantes y jubilados $60.

El domingo 25 a las 19hs será el turno de “Algún lugar” de Rafaek Zicarelli.
Actúan: Soledad Recalde y Marina Feldman. Dirección de Rafael Zicarelli. Entrada $70. Estudiantes y jubilados $50.

Los domingos a las 21.30hs llega “Soufrrir” de Andrés Granier. La noche tiene el color del luto. Una vieja casa espera en silencio, cercada por la tormenta. Un accidente fatal sacude los cimientos, mientras en la superficie hay un televisor encendido y el rumor meloso de una telenovela. La heroína que regresa; un viaje a través del océano, y a sus pies, tres hermanos que se reconocen en el espanto. La trama se enreda al calor de los truenos y el humor grotesco de una vigilia enloquecida. El acento francés de un pésame no repara la ausencia, y lo familiar cobra un tinte siniestro y ajeno... Cómo lidiar con el dolor, cuando el dolor se escabulle camaleónicamente entre la mirada oscura de reproches enmohecidos, y el desquicio melodramático de un culebrón de ciento veinticuatro capítulos.
Actúan: Belén Amada, Marina Ortega y Gastón Santos. Dirección de Micaela Fariña. Entrada $80.  Estudiantes y jubilados $60.

Reservas para todos los espectáculos: reservascrisol@gmail.com