Seguinos:

Gachi Prieto Gallery

La galería de arte Gachi Prieto, Aguirre 1017, en el barrio de Villa Crespo, presenta hasta el 30 de diciembre la segunda muestra individual de Maxi Rossini, “Ejercicios”, con texto curatorial de Verónica Gómez.

Maxi Rossini ocupa superficies con la eficacia bulliciosa y nítida de las termitas. Si es territorial, no lo es a la manera de un conquistador del siglo XV, sino como una abeja que, inmersa en su diagrama, diseña los recodos del hogar.  El dibujo se convierte en un modo de ocupar las horas, en el modo en que las horas deciden ir una detrás de la otra, desapareciendo sin angustia. Si las tramas se deshilachan, es el tejido inconcluso que prefiere callar: tiene miedo de no dejarle espacio al futuro.

Rossini colecciona cuadernos de diferentes tamaños. Los acuesta dentro de una mesa vidriada. Luego acomoda la mesa en el medio del espacio, como una bella durmiente melancólica. En ese limbo gris, hecho de lumbre de grafito, de vejez en clave sepia, los cuadernos respiran, y en cada exhalación el papel se aleja del cristal, las hojas se pliegan sobre una espalda en blanco, amnésica.