Seguinos:

(experiencia) HIEDRA

(experiencia) HIEDRA, Guevara 202, en el barrio de Chacarita, es un espacio para el desarrollo y la práctica de proyectos curatoriales y artísticos con énfasis en lo comunitario y en la investigación. En septiembre presenta “Deseo Consumido. Salí del placard”.

Desde el 1 de abril último, Soledad Vallejos y Evangelina Himitian, mujeres, periodistas, madres se pusieron por delante el desafío de pasar todo un año sin comprar nada más que lo necesario. Lo llamaron Deseo Consumido. Ya llevan más de cinco meses en esta experiencia, que se cuenta semanalmente en su página www.deseoconsumido.com y en las redes sociales.

Durante estos meses, además de no comprar, se metieron de lleno a intentar conocer qué hay detrás de la matriz de consumo y cómo los argentinos pasamos en muy pocos años de vivir en una sociedad consumista a una hiperconsumista.

Al investigar sobre el consumo de ropa, se encontraron que en pocos años los argentinos duplicamos la compra de prendas per cápita. De adquirir unas 9 prendas por año, pasamos a estrenar más de 20, apenas dos décadas después. Pero, paralelamente al crecimiento del consumo de ropa se produjeron dos tendencias: la irrupción de las promociones, que obligaron a repensar el negocio de la moda, y simultáneamente, la explosión de los talleres clandestinos como respuesta a la creciente demanda de prendas.

Con la idea de que sus experiencias se transformen en un mensaje concreto para otras personas cansadas del consumo acelerado, decidieron armar una intervención en (experiencia) HIEDRA, para promover la conciencia sobre del impacto económico, social y ambiental de la transformación del ritmo de consumo.

Durante los últimos dos meses, trabajaron junto a la artista Fernanda Díaz para transformar en piezas de la instalación los conceptos que afloraron en su experiencia y de sus investigaciones. Con su puesta en escena, Díaz hilvana los dos espacios que propone la galería con diferentes recorridos. En el primero, dispuesto en la planta baja, la artista interpela a los visitantes desde la acción; una propuesta lúdica y reflexiva, y que en todos los casos impulsa a retrotraer la mirada hacia la propia conducta.

El sótano de la galería, en cambio, se construye desde la sordidez que habita en un taller clandestino; telas, luces, imágenes que reproducen las condiciones en las que se fabrican 16 de las 20 prendas nuevas que llegan cada año a los placares de los argentinos.

A partir del 3 de septiembre y hasta el 15, podrá visitarse “Salí del placard”, la exhibición que plasma el espíritu de Deseo Consumido. Allí, por ejemplo, podrá verse una rueda que retrata los estados de ánimo de los consumidores, en los distintos ciclos. También los visitantes podrán dejar un mensaje pegado dentro de un ojo gigante que hay en una de las paredes, contando qué es aquello que más les costaría dejar de consumir durante un año. El ojo es una obra de Díaz.

Otra pieza central de la instalación son los roperos en los que las mismas prendas que cuelgan cuentan la historia de cómo evolucionó el consumo de ropa en la Argentina y cuáles fueron sus efectos. En uno de los percheros, además, se exhiben prendas de distintas personas convocadas por Deseo Consumido a las que se les pidió en donación una prenda que tuvieran en el placard, de esas que suelen ponerse y sacarse antes de salir y que rara vez usan. Allí, colgadas, esas prendas cuentan la historia de sus dueños, de cómo llegaron a sus placares y de cuántos kilómetros recorrieron por el mundo para simplemente estar varadas allí, sin uso.

A lo largo de las casi dos semanas, la muestra permanecerá abierta al público los días miércoles, jueves y viernes, de 11 a 13hs y de 16 a 19hs.
Sábados y domingos también habrá distintas charlas debate acerca de cómo repensar el futuro de la moda desde una perspectiva de sustentabilidad, de las que participarán los distintos actores sociales involucrados y sobre qué se puede hacer cada uno para promover el consumo responsable. Participarán diseñadores, activistas por la moda limpia, costureros, empresarios que promueven la extensión de la vida útil de las prendas y hasta los impulsores de los percheros sociales en Argentina.
Las fechas y horarios de los encuentros se publicarán en  www.deseoconsumido.com y en las redes sociales.
También habrá dos talleres gratuitos, para los que se requiere inscripción previa por mail a deseoconsumido@gmail.com.
El primer taller es “Cómo reinventar tu placard”, a cargo de Lucila Dellacasa, diseñadora sustentable responsable del proyecto Reinventando, con ideas prácticas de cómo darle nueva vida a los que ya tenemos.
El otro taller “¿Acumulador, no?”, estará a cargo de Salischiker, que presentará un ensayo fotográfico sobre la acumulación.