Seguinos:

Galería Hache

En la galería Hache, Loyola 32, en el barrio de Villa Crespo, hasta el sábado 29 de abril se expone “Growing Sideways” de la artista Catalina Schliebener .

Growing Sideways, de Catalina Schliebener, toma el título de la teórica queer Kathryn Stockton Bond quien propone, en contraste con la visión normativa de “crecer", que lxs niñxs queer "crecen lateralmente" a través de interacciones entre las motivaciones de la infancia e identificaciones adultas.
Para Bond, “lxs niñxs queer establecen raras combinaciones de sentido entre personas y cosas para crecer, trastocando (personas y cosas) de una manera extraña”.
La instalación site specific de Catalina crece entre superficies de dos y tres dimensiones y lo hace a lo largo de las dos salas conectadas de la galería. En una de las salas, más de 100 collages se presentan alineados de forma consistente. En la otra sala, los íconos se expanden en escala, densidad y repetición. Una serie de objetos encontrados se modifican y se disponen sobre las paredes rosas.
En los collages, la artista selecciona contenido que encuentra en libros para colorear: personajes de Disney y manuales de buenos modales para crear un léxico personal y una narrativa dislocada, explorando la conformación de la identidad y la curiosidad sexual.
Las selecciones idiosincrásicas de Schliebener, como la disposición lúdica de objetos comprados en tiendas de segunda mano, el corte intuitivo del material impreso, los acentos ambiguos y orgánicos dibujados en tinta y la sorprendente reconfiguración de partes o íconos reconocibles del cuerpo, desafían asociaciones preconcebidas o reconocibles. Su uso deliberado del espacio negativo o contraforma, invita al espectador a proyectar su propia experiencia y reconstruir su contenido.
Al explorar los límites binarios de masculino/femenino y de autor/público, la exposición cuestiona si el género es prostético, el tiempo es fluido y el pasado está presente.

Curada por John Chaich, especialista en temática queer.